lunes, 10 de octubre de 2016

George Soros, un criminal disfrazado de benefactor. Por Daniel Estulin

Por Daniel Estulin.

GEORGE "ROBIN HOOD" SOROS, uno de los activos políticos principales de la Mancomunidad Británica, es un ex ayudante nazi y ladrón de propiedad judía en Hungría en tiempos de guerra cuya colaboración sirvió para enviar a miles de judíos a los campos de concentración según su propia admisión es además el “legalizador” de drogas más grande del mundo y el especulador de divisas más voraz de la tierra.

George Soros era un pez pequeño, un banquero de poca monta e incluso fracasado ignorado por las autoridades de Estados Unidos, cuando se convirtió en un gran jugador con ayuda de nada menos que los Rothschild, operando desde la Suiza.

La persona clave que ayudó realmente a que se creara el Quantum Fund, fue un antiguo banquero de Rothschild, con el nombre de George Carlways, que operaba fuera de Suiza y proporcionaba muchos fondos para las operaciones de Soros en el Quantum Fund.


La revista Time, una de los principales semanarios de Estados Unidos, ha descrito al financiero George Soros como un “Robin Hood de nuestros días”, que roba a los ricos para dar a los países pobres de la Europa del Este y Rusia. Afirmó que Soros obtiene enormes dividendos especulando contra los bancos centrales occidentales, para usar sus ganancias para ayudar a las economías poscomunistas que surgen de la Europa Oriental y la antigua Unión Soviética y ayudarles a crear lo que él llama una “Sociedad Abierta”. 

George Soros forma parte de una mafia financiera muy cohesionada – “mafia” en el sentido de una fraternidad secreta de familias que persiguen objetivos comunes sea Bilderberg, Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral o el Club de Roma. Cualquiera que se atreva a criticar a Soros o a alguno de sus socios inmediatamente es tachado de “antisemita”, una crítica que a menudo hace callar o intimida a los críticos genuinos de las operaciones sin escrúpulos de Soros.

Antecedentes Nazis de Soros

Soros afirma que su “carácter” se formó en Hungría cuando sobrevivió a la experiencia nazi haciéndose pasar por un cristiano y ayudar a la ocupación nazi confiscar bienes judíos.

La evidencia de esa declaración, son las propias declaraciones de George Soros. Su padre, el viejo Soros, ha escrito un libro sobre su propia experiencia en Hungría durante la guerra, y básicamente lo que se hacía para sobrevivir. A George Soros se le dio una identidad como de no judío en Hungría, donde trabajó para un colaborador no judío con la ocupación nazi, para confiscar las propiedades judías y escoltar a aquellos judíos, cuyas propiedades se habían confiscado fuera del país. Algunas de estas personas, terminaron por ser llevados en tren hacia Alemania, a los campos de concentración. Ahora, un poderoso documento visual se realizó por la CBS de 60 minutos en 1990, por su reportero, Steven Kraft y en una entrevista, Steven Kraft preguntaba a Soros si eran reales esas escenas horribles en Hungría y cómo reaccionaba ante ello.

Soros dijo que sí, y cuando le preguntaron: “¿Confiscó usted propiedades judías?”, respondió que sí. Cuando le preguntaron:” “¿Se sintió culpable por ello?”, contestó que no, en absoluto. Kraft le presionó sobre este tema ya que los espectadores estaban viendo algunas de estas horribles escenas de los judíos húngaros como él mismo, con la diferencia de que a ellos no les habían dado trabajos en la ocupación nazi sino que los pusieron en estos trenes y los condujeron a los campos de concentración.

Soros admite públicamente que sobrevivió en la Hungría nazi durante la guerra, como judío, adoptando lo que él denomina una doble personalidad. Soros no abandonó el país hasta dos años después del final de la guerra. Aunque él y sus amigos de los medios de comunicación no duden en acusar a cualquier opositor de la política de Soros, sobre todo en la Europa oriental, de ser “antisemita”, la identidad judía de Soros al parecer sólo tiene un valor utilitario para él, en lugar de ser una fuente de valores morales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario